foto-cuadro-duquesas180

Primera representación del logotipo de La Estepeña

Nuestra historia, es la de una de tantas pequeñas confiterias de pueblo iniciada por D. Rafael Galván Gómez en aquel lejano 1858 y en la que gracias a su dedicación y  esfuerzo y como no, a su buen hacer, consigue avanzar en el tiempo a lo largo ya de cuatro generaciones de la familia Galván.

primer-logotipo-la-estepeña-2916

Registro original en la Oficina Española de Patentes y Marcas de 1926

Aquel pequeño y entrañable negocio familiar, herencia de D. Rafael Galván Gamito recibirá el impulso definitivo de las manos de sus dos hijos varones D. Rafael y D. José Galván Fernández; -3ª generación de la familia Galván-, quienes con valentía y arrojo han conseguido colocar a La Estepeña en el lugar que hoy ocupa. Desde estas páginas queremos rendir público homenaje a estos dos grandes maestros confiteros, mejores padres y formidables emprendedores, quienes con visión de futuro pasaron de un humilde obrador de confitería a una fábrica de 20.000 mt2 de superficie, germen de las actuales instalaciones de La  Estepeña.

Hoy nosotros, la 4ª generación de La Estepeña, contamos esta historia con el convencimiento de que no ha echo más que comenzar, teniendo siempre como referente la forma de trabajar y de elaborar nuestros productos que hemos recibido de nuestros mayores, su amor al trabajo bien hecho y su pasión por los más pequeños detalles.

Queremos mantener el nivel de excelencia que nuestros productos han alcanzado a lo largo de los años y por ello seguimos elaborando nuestros artículos de la misma manera que se han elaborado desde hace más de 150 años, utilizando siempre sólo las materias primas más nobles y cuidando cada detalle en su elaboración.

Marcos y Rafael Galván,

Y esta ha sido nuestra Historia,
“hasta hoy”.

Conócenos un poco mejor

  • Nacimiento

     

    foto-fundadorCorría el año 1858 cuando nuestro fundador Rafael Galván Gómez, abre un pequeño obrador de confitería en Estepa. Pronto el buen hacer de sus manos artesanas junto con el uso de las materias primas más selectas crearán las fórmulas que aún a dia de hoy mantenemos inalterables y que han quedado guardadas para siempre en el libro de rectas que no legó y que la familia Galván tiene depositado en una cámara de seguridad.

    A él le debemos nuestro polvorón, polvorón, la magistrales fórmulas de nuestros mantecados, los inigualables roscos finos, lo no superados alfajores de almendra y miel y tantos otros productos que hoy forman nuestro recetario más exclusivo bajo la marca Maestro Obrador.

    Las especialidades más exclusivas han sido destinadas a crear un manjar único recogido en las latas que componen la familia de La Caja Real.

  • Desarrollo

     

        Foto-confiteria-años-40De la mano de D. Rafael Galván Gómez arranca la segunda generación de maestros confiteros de nuestra empresa. En esta época queradan fijadas definitivamente las fórmulas de siemprede La Estepeña. Se consolida la marca a nivel regional y nuestros productos comienzan a gozar del favor del público que los identifica como productos de alta calidad y excelente acabado.

            El pequeño obrador y confitería familiar es el punto de reunión de toda la familia, es aquí donde las futuras generaciones de la familia aprenden los secretos de nuestro maestro y se empapan de su buen hacer.

                 De este tiempo son los productos que incorporan el chocolate en su composición. Y de la mano de D. Rafael nacerán nuevos productos como el naranchoc, las estepeñitas, los balineses... una auténtica revolución en su época. Estos productos que fueron adelantados a su tiempo son hoy la base de nuestra colección de productos de chocolate.

  • Consolidación

     

    Polvoron-Tradicional-650gEs en este año cuando se incorporan al negocio familiar los dos hijos varones de D. Rafael Galván, de la mano de ambos comenzará la expansión comercial y de fábrica. en este momento se puede decir que nace la moderna Estepeña. Por primera vez La Estepeña consigue tener una implantación total en todo el territorio nacional y se acomete la ampliación de primitivo obrador hasta convertirlo en la fábrica más moderna de su época.

    Son hitos de esta época la adquisición de la primera bañadora de chocoalte que llega a Estepa. La adopción del sistema de envoltura flow-pack para conseguir una mejor conservación del producto y la primera e importante inversión en medios televisivos.

    Desde estas páginas queremos reconocer que sin el valor y arrojo de estos dos emprendedores nunca hubiésemos llegado a ocupar el lugar que hoy tenemos en el mundo de la fabricación y distribución de productos de navidad.

  • Expansión

     


    foto-fachada-fabricaEste es un momento clave en la larga vida de La Estepeña. Se acometen las más importantes inversiones en publicad de nuestra historia en medios audiovisuales que harán que desde este momento la marca La Estepeña sea la más conocida en la navidad por los españoles. Todavía hoy muchos recordareis aquellos anuncios que se emitían en los intermedios del mítico Un, dos tres.

    Igualmente se comienza la construcción de la actual fábrica sobre un solar de 22.000 m2. Una vez finalizada su construcción las instalaciones de La Estepeña se convertirán en referente de la fabricación de productos navideños. Se comienzan en esta época los primeros contactos con la grandes cadenas de distribución que se implantan en esos momento en España, siendo hoy proveedores de la práctica totalidad de las mismas tanto en marca La Estepeña como en marca de la distribución.

     

  • Relevo generacional

     

    la-familia

    En este momento se vuelve a completar un nuevo relevo generacional en La Estepeña. Se incorporan como miembros directivos los hijos mayores de Rafael y José Galván. Una nueva generación de la familia Galván comienza a pilotar la nave de La Estepeña de la mano de Marcos y Rafael.

    Signo de su juventud es la gran potenciación de las lineas de chocolate -contamos en estos momentos con 5 lineas completas de bañadoras de chocolate-, asi como la incorporación de la más moderna tecnología de fabricación. El desarrollo de nuevos productos adaptados a los nuevos gustos de los consumidores actuales y la creación de nuevas lineas de negocio.

    Igualmente es el momento de acometer la internacionalización de La Estepeña, y se comienza a asistir regularmente a distintas ferias tanto nacionales como internacionales y se realizan los primeros contactos fructíferos en la exportación de nuestros productos.

  • Actualidad...

    Bodegon-con-chocolatesCreemos que nuestra larga historia no ha echo más que comenzar. Estamos orgullosos de pertenecer a la quinta generación de maestros confiteros de la familia Galván y de ellos hemos aprendido una forma de trabajar y hacer que lleva en nuestra familia más de 150 años.

    El respeto por la tradición, el uso de las más nobles materias primas, el dar a cada producto su tiempo de elaboración, son activos que llevamos en nuestro haber y que estamos seguros que harán que La Estepeña se prolongue en el tiempo.

    No olvidamos a los nuevos consumidores y es por ello que constantemente añadimos a nuestra cartera de productos novedades adaptadas a las nuevas realidades.

    Trabajamos en este momento en la creación de una nueva marca bajo el nombre de Chocol´art, para atender a los más pequeños de la casa, con presentaciones y sabores adaptados a sus gustos, pero no perdiendo nunca de vista de donde venimos.

     

    Familia Galván.

flores