1858 – Nacimiento

Corría el año 1858 cuando nuestro fundador D. Rafael Galván Gómez, abre un pequeño obrador de confitería en Estepa. Pronto el buen hacer de sus manos artesanas junto con el uso de las materias primas más selectas crearán las fórmulas que aún a dia de hoy mantenemos inalterables y que han quedado guardadas para siempre en el libro de rectas que no legó y que la familia Galván tiene depositado en una cámara de seguridad.

A él le debemos nuestro polvorón, polvorón, la magistrales fórmulas de nuestros mantecados, los inigualables roscos finos, lo no superados alfajores de almendra y miel y tantos otros productos que hoy forman nuestro recetario más exclusivo bajo la marca Maestro Obrador.

Las especialidades más exclusivas han sido destinadas a crear un manjar único recogido en las latas que componen la familia de La Caja Real.